lunes, 15 de mayo de 2017

Encontrando huellas





    -Siempre corres, cuál es tu apuro jovencita, el mundo tiene para rato, el que se apresura tiene más posibilidades de equivocarse, aminora el paso, ¿o es que quieres llevarte todo por delante? Escucha de tu padre, tiene experiencia, ¿no dice ello nada para ti?

    -¡Si padre bastante me dice! ¿Frenar? ¿Oxidarme esperando madurar? Amoroso padre mío, sé que te guía el amor, las ganas que no tropiece o me desintegre en el afán de experimentar. Se de tu amor por mí, pero no basta, necesito desarrollar mis propias herramientas, conocer mis debilidades, saber de mis virtudes. ¿Fracasar? es el precio del aprendizaje, ¡si tengo muchos significa que al menos esas veces algo intenté! La experiencia es personal, única, la tuya no necesariamente me sirve a mi...oh padre... ¡Tus comentarios ponen frenos a mis ganas por favor, me limitas, me conviertes en alguien que parece no poder pensar o diseñar su propia vida!

    -Te aconsejo no correr, dulce niña, no detenerte, al contrario, es más, nunca es positivo interrumpir la continuidad de la marcha, sólo pido cautela, no estampidas desenfrenadas, pues de ocurrir una caída, el resultado podría ser significativo y el dolor insoportable. Y es ello lo que deseo evitarte. Dices necesitar tus propias experiencias, ¡¡¡bravo!!! Estimulo tal aspiración, no obstante me pregunto ¿de que servirán las mías, si tú, ni las quieres mirar?

    -Padre mío ¿y si usaras la palabra te sugiero y no te aconsejo?, quizás sea esto lo que me espanta y me revela, me suena a sentencia irrevocable.

    -El término no cambiará mi única intención. Podría decir te advierto, como también te oriento, asesoro, pero la verdad es una, me siento en la necesidad de guiarte, y ello no debes entenderlo ni sentirlo como una espada sobre tu frágil cabecita, y menos que menos una carga que te impida crecer y ser tu misma.

    ¡Shhhhhhhhhhh! ¡Padre no entiendes! ¿Te das cuenta? adviertes, señalas, asesoras y más lejos  dices guiarlas... ¡Por favor, mírame pero sin que yo lo note! ¡Muéstrame sin sentir tus ojos sobre mis espaldas, tu visión sobre mi futuro! ¡¡¡Entiéndeme sin darme un responso cada vez!!!

    -Hijita mía, sí que entiendo, por supuesto que comprendo, no es necesario que hables, percibo tus pensamientos, te conozco cuando con dificultad balbuceabas, eres tú la que no quieres entrar en razones, y también ello es lógico, eres joven, y sientes esa fuerza interior que te insinúa, ínsita a salir adelante, y en la forma que sólo tú crees verdadera. Escucha tus palabras, deseas que te abra el camino, sin notar mi presencia, que alumbre el sendero, sin percatarte de mí luz. Aayyy, ayyy, mi pequeña, quieres llegar tan alto, sin subir peldaño a peldaño...

    -Necesito probar mis alas, libar del néctar de la vida y también dañar mis rodillas con los golpes. ¿Cómo podré valorar la felicidad, la salud, si desconozco el dolor y la enfermedad? Quiero si, fortalecerme y me parece que solo  en la experimentación voy a encontrarla y encontrarme. ¿Lo que es bueno para vos, necesariamente lo será para mí? Necesito conocer  la templanza en los sentimientos, la amplitud y solidez de  discernimiento, quiero saber de qué soy capaz. Por favor no recorras por mí el sendero...déjame probar sin antes señalarme las dificultades. Necesito saber de qué y como soy capaz.

    -Tu eres capaz de todo, se firme en tu posición, manteen siempre en alto tu frente; es posible y valedero tropezar, aunque te lastimes al caer. No me pidas ignorar tu dolor, es el mío, eres de mi sangre, te traje a este mundo, soy responsable y orgulloso de ello. Abre tus alas, bien amplias y fuertes, mi soplo será el viento que te ayudará a levantar vuelo.

    -Emocionada recibo tu respuesta "Abre tus alas, bien amplias y fuertes, mi soplo será el viento que te ayudará a levantar vuelo”, de eso se trata, mi amado padre, que allí estés presente y sutil, despierto y amoroso. ¡Gracias por darme el regalo de existir y crecer en libertad!


                                                 °°°°°°°°°°°°°°°

*Hija: María de los Angeles Roccato (Argentina)
*Padre: Beto Brom (Israel)

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

*Registrado/Safecreative N°1205141636609

*Imagen de la Web c/texto anexado