jueves, 4 de septiembre de 2014

Amor...a pesar de la distancia


(imagen de mi autoría)


-Desde mi rincón, tan alejado de ti, los días son eternos, las noches interminables, pasan las horas cual nubes buscando el sol que las proteja, Sólo te pido, no me olvides amada mía...

-Yo desde aquí me sumerjo en el vacío insondable que me produce tu ausencia física porque la espiritual se compenetra conmigo como la sal al agua del mar, como el trino melodioso a la avecilla campestre. En cada amanecer, pienso en ti, en la dicha infinita de contar con tu amor puro, con su esencia que flota en el espacio y me circunda, aunque nunca llegue a rozar mi piel, ni a empalagar mis labios con la dulzura de tus besos.

-Tus líneas son bálsamo que cubre mi dolencia; las leo y tu dulce rostro aparece como un sueño, del cual no quisiera despertar. Una a una entretejo con tus melodiosas palabras un cordel del cual mantendré un columpio de amor.

-Tu eres el aliciente que despeja mis días grises y brinda una nueva esperanza en mi senda existencial. La mente teje sueños de armiño, tan puros como los sentimientos que alberga mi corazón por ti y para ti. Como el sol que despierta en las auroras  renace la ilusión. Un nuevo horizonte se abre y despeja la alegría que solo se asomaba circunstancialmente.

-La distancia no es escollo que impida escuchar tus versos impregnados de cariño. La luna, compañera de mis noches, trae a mi ventana aromas del embriagador perfume que envolvía tu cuerpo, en nuestros juegos amorosos, ohhh,,, como los extraño.

-Juegos amorosos que sientes reales por la prodigiosa maraña de la imaginación. El perfume que exhalas y se esparce en el ambiente es el de la conjugación armónica de la naturaleza, de las flores que ondulan al vaivén del viento. Mis versos, si los lees y puedes identificarme plenamente, a través de ellos; porque es lo que en verdad nos unirá por siempre. La distancia, fortalecerá el amor que existe, por encima de tantas imposibilidades, que a fin de cuentas, no las son, porque lo que el espíritu une toma un sello de eternidad, entre el presente que se vive y los misterios insondables del mas allá. Cuando observes la luna, piensa en mi, imagíname a través de ella y sentirás que nuestras almas, están más unidas que nunca, en una profusa comunión.

||||||||||||||||||

* Trina Mercedes Leé Montilla de Hidalgo (Venezuela)
* Beto Brom (Israel)

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

*Registrado:Safecreative N°1402210213215
*Música de fondo: Mickael Laurence / Nautilus
||||||||||